+58 426-307.95.62 info@qualitascreativas.com
El neuromarketing es una de las disciplinas con más auge en los últimos años. La combinación de la psicología del consumidor con el marketing provoca que esta disciplina sea capaz de analizar las reacciones de los usuarios ante diferentes productos por medio de técnicas avanzadas de neurociencia.

El comportamiento de un consumidor ante un producto depende de numerosos factores que potencian o evitan la venta. Conseguir llamar la atención del consumidor es clave para que el producto o marca sea valorada por el cliente potencial y aumentar las ventas. Es ahí donde el neuromarketing nos ayuda consiguiendo un análisis objetivo basado en las respuestas fisiológicas.

El neuromarketing consiste en aplicar técnicas neurocientíficas en las campañas de marketing. El objetivo de esta disciplina es analizar el nivel de atención y las respuestas sensoriales ante varios estímulos.

Gracias a estos análisis sensoriales, los investigadores pueden conocer cómo se comporta el cerebro ante los estímulos provocados ante las campañas de marketing.

El comportamiento del cerebro humano es muy complejo, sobre todo cuando nos enfrentamos a un proceso de compra. El neuromarketing nos ayuda a conocer cómo reacciona nuestro cerebro frente a los anuncios, nuevos productos, ofertas y promociones, etc.

En la actualidad, el cerebro del consumidor está expuesto a numerosas campañas de publicidad tanto en el medio digital como en el medio físico. Los anuncios, productos y promociones se multiplican y se refuerzan para convencer a un consumidor permanentemente expuesto a anuncios en televisión, carteles llamativos, banners o anuncios digitales, etc.

Para un publicista es de vital importancia conocer cómo el consumidor reacciona ante un tipo de campaña o anuncio, para así tomar las decisiones oportunas en su estrategia y facilitar la venta dentro de un proceso de compra cada vez más complejo.

No hablamos de manipular la mente del consumidor, sino de comprender las reacciones ante estímulos sensoriales publicitarios y valorar el nivel de atención. El trabajo del neuromarketer es analizar que estrategias consiguen más estímulos positivos a nivel neurocientífico.

Las técnicas de neuromarketing están basadas en las reacciones sensoriales del consumidor. Para ello, el análisis se basa en las respuestas de los sentidos del usuario. Hay muchas maneras de acceder a la mente de un consumidor, ya que el cerebro humano está siempre conectado hacia el exterior.

WhatsApp chat